Recibe en tu mail nuestras novedades sobre marketing, finanzas y recursos.

¿Cuánto debe facturar una tienda para ser rentable?

La rentabilidad es la piedra angular de cualquier negocio exitoso.

Los ingresos que genera cualquier tipo de negocio, sin importar su tamaño, son importantes, pero la ganancia es el verdadero rey de los negocios.

Es una de las razones principales por las que se crea un negocio: para generar capital, riqueza y rentabilidad, como quieras llamarla.

Por lo tanto, es esencial conocer la rentabilidad de tu negocio de manera precisa.

En este artículo, te enseñaremos cómo medir la rentabilidad correctamente y te proporcionaremos información sobre los niveles de rentabilidad que debes buscar.

¿Por qué es importante medir la rentabilidad de tu negocio?

La medición de la rentabilidad es crucial por dos razones principales:

1. Evaluar el crecimiento real de tu riqueza

Medir los ingresos es importante, pero no te dice si realmente estás aumentando tu riqueza. Aumentar los ingresos no garantiza que tu riqueza también esté creciendo. Los ingresos se miden en términos corrientes, mientras que la rentabilidad se expresa en porcentaje. Esta diferencia de análisis es fundamental. Puedes tener ingresos considerables pero una rentabilidad nula, lo que significa que tu negocio no está generando ganancias reales.

2. Comparar tu rentabilidad con estándares de la industria

Cuando conoces tu rentabilidad, puedes compararla con los estándares de la industria y determinar en qué nivel te encuentras. Esto es esencial, ya que la rentabilidad puede variar según el tipo de negocio, su tamaño y otros factores. Recuerda que lo que no se puede medir, no se puede mejorar. Por lo tanto, comprender y medir tu rentabilidad es fundamental para tomar decisiones informadas y mejorar tu negocio.

¿Cómo medir la rentabilidad de tu negocio?

Existen varias formas de medir la rentabilidad de un negocio, pero aquí te presentamos dos enfoques fundamentales:

1. Realizar un Estado de Resultados

Un Estado de Resultados es uno de los tres estados financieros principales de un negocio. Proporciona una visión detallada de los ingresos y gastos de la empresa en un período determinado. Para medir la rentabilidad, es necesario crear un Estado de Resultados mensual y calcular un promedio a lo largo del tiempo. Esto te permitirá observar las fluctuaciones y obtener una imagen más precisa de la rentabilidad de tu negocio.

2. Utilizar la Distribución de Ingresos

Otra forma de evaluar tu rentabilidad es compararla con los estándares de la industria o los niveles de ingresos generales de tu negocio. Esto se basa en la premisa de que cada tipo de negocio y mercado tiene un promedio de rentabilidad global. Por ejemplo, las tiendas de conveniencia pueden tener una rentabilidad promedio del 7%, mientras que los servicios de streaming digital pueden alcanzar el 20% o más. Comprender estos estándares te ayudará a determinar si tu rentabilidad es baja, promedio o alta en comparación.

Aspectos clave para medir tu verdadera rentabilidad

Para medir tu verdadera rentabilidad, ten en cuenta los siguientes aspectos clave:

1. Utilización de las ganancias

Recuerda que las ganancias no son el salario del dueño del negocio. Tienen cuatro funciones principales: compensación para el dueño, creación de un fondo de emergencia, inversión para hacer crecer el negocio y compensación para los socios. Es importante utilizar las ganancias de manera estratégica y no simplemente reinvertirlas en el negocio de forma inmediata.

2. Análisis a largo plazo

La rentabilidad no debe evaluarse solo en función de un mes. Debes considerar un período más extenso, como un año, para obtener datos más precisos y representativos. Un solo mes puede mostrar fluctuaciones, pero un año te proporcionará una visión más sólida de la rentabilidad real de tu negocio.

3. Comparación con estándares

Utiliza los estándares de la industria o la distribución de ingresos para evaluar tu rentabilidad. Un nivel de rentabilidad aceptable generalmente es del 5%, mientras que un 10% se considera muy bueno. Si alcanzas el 15% o más, estás obteniendo una rentabilidad sobresaliente. Estos porcentajes pueden variar según tu industria y contexto específico.

En resumen, medir la rentabilidad de tu negocio es esencial para evaluar su salud financiera y tomar decisiones informadas. Utiliza herramientas como el Estado de Resultados y la comparación con estándares de la industria para obtener una imagen precisa de tu rentabilidad. Recuerda que las ganancias deben utilizarse estratégicamente y que la rentabilidad debe analizarse a largo plazo. Con esta información, podrás identificar áreas de mejora y asegurarte de que tu negocio esté en el camino hacia el éxito financiero. ¡No subestimes la importancia de conocer y medir tu rentabilidad!

Conclusión

Medir la rentabilidad de tu negocio de manera precisa es esencial para asegurar su éxito financiero a largo plazo. En este artículo, hemos abordado la importancia de comprender la diferencia entre ingresos y rentabilidad, así como las razones fundamentales para evaluar constantemente la rentabilidad de tu negocio. Algunos puntos clave a recordar incluyen:

  • Los ingresos son importantes, pero la rentabilidad es la verdadera medida de la salud financiera de tu negocio.
  • Puedes medir la rentabilidad mediante la creación de un Estado de Resultados mensual y calculando un promedio a lo largo del tiempo, o comparando tu rentabilidad con estándares de la industria.
  • Utilizar las ganancias de manera estratégica es esencial, ya que tienen múltiples funciones, incluyendo la compensación para el dueño, la creación de un fondo de emergencia y la inversión para el crecimiento.
  • Analizar la rentabilidad a largo plazo te proporcionará una visión más sólida y precisa de la salud financiera de tu negocio.
  • Los estándares de la industria pueden servir como puntos de referencia útiles para evaluar tu rentabilidad en comparación con otros negocios similares.

Recuerda que la rentabilidad es una herramienta poderosa que te permite tomar decisiones informadas y estratégicas para el crecimiento y la prosperidad de tu negocio. No subestimes la importancia de conocer y medir tu rentabilidad, ya que es un factor determinante en tu éxito financiero a largo plazo.

Último Artículo:
Suscripción Newsletter
¿Quieres recibir nuestros análisis y recursos?
Los suscriptores a nuestra newsletter reciben todas las novedades y las actualizaciones de las formaciones.
Álvaro Cerpa

100% autodidacta en mis ratos libres.
“Lo mejor que se puede compartir, es el conocimiento”

Artículos Relacionados

Recursos pensados para ti
Recibe de manera personalizada nuestros últimos análisis
Sin spam, solo emails que verdaderamente agradecerás

Recursos pensados para ti

Recibe de manera personalizada nuestros últimos análisis
Sin spam, solo emails que verdaderamente agradecerás